CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

12.10.2009

Nada

Edificios grises, sucios, polvorientos, mugrientos. Inacabados y por doquier.
Monstruos que devoran el crepúsculo de una tarde de verano en lo que era un bosque cercano, del que no queda nada. Tapan el horizonte del universo, haciéndome sentir oprimida entre tanta piedra y sequedad mientras veo las sombras que huyen a través del mar hacia un lugar mejor. Mi sombra desea ferviertemente separarse de la planta de mis pies, retorciéndose con desesperación, pero ignora que es tan imposible como separar el cuerpo y el alma sin causar dolor alguno. Calles estrechas, malhechas, con olor a sangre y comida entre los rincones más pequeños y oscuros.
Edificios grises, sucios, polvorientos y mugrientos, que devoran el perfume del mundo.



Salí a la calle y le grité al viento..
pero abrazó las palabras y se las llevó muy lejos.

4 almas absorbidas:

Nirei dijo...

Que desgarrador.

Selina dijo...

No, desgarrador no es la sensación exacta... es uno de tus mejores poemas. Porque lo considero poesía, aunque en prosa ^^
Hummm... desde mi ventana puedo atisbar el cielo precioso y huecos entre los edificios, -que se desparraman de manera holgada- desde los que se puede ver el mar... no tengo unas vistas tan sofocantes xD

Hollie A. Deschanel dijo...

Triste, un texto melancólico.

Beso!

Callejoncito!!! dijo...

Andando por la carcel de muros y ladrillos que nuestra gran sociedad nos ha impuesto, me siento solo, pero rodeado de gente, visto con colores pero mi vida es gris. Derrepente algo pasa que no es normal, una brisa llega desde lo profundo, una brisa que trae unos olores y unas sensaciones ya olvidadas, las sensaciones de cuando todavia eramos salvajes, no simples animalillos encerrados en jaulas de hormigon cristal y acero.